EMOCIÓN – Lo que mueve. Activación neurofisiológica consciente e inconsciente.
SENTIMIENTO – Calificación consciente que damos a una emoción.

Reconocer todos los condicionamientos de la vida, desde la familia y la infancia, desde el colegio y los compañeros y aquella profesora que…

Para poder vivir aquí y ahora, tengo que estar muy ligero de ese pasado, del futuro que me inquieta y me asusta, para estar ligeros de equipaje, y ser como una hoja que puede moverse con el viento pero no pierde su vinculación con el árbol.

Podemos imaginar que nuestra mente funciona con dos procesos: proceso primario y proceso secundario.

El proceso primario es el inicial, el más primitivo, consiste en el registro de sensaciones que nos sugieren placer o displacer. Es el movimiento básico de un bebé. Estas sensaciones van dejando una huella en la memoria, de forma que el bebé tratará de repetir la experiencia placentera. Cada vez que la madre se acerque, por ejemplo, el bebé percibirá su olor, su voz, distinguirá el roce de su piel. Esto le produce placer, y podemos comprobar cómo el simple acercamiento físico de la madre, su contacto cuando lo coge en brazos, calma el llanto de cualquier bebé.

Qué hay en la mente de un bebé: sensaciones y emociones básicas, y poco a poco se van formando imágenes y recuerdos de sensaciones.

En los humanos pasa algo diferente a las demás especies: hay palabras, hay lenguaje. Este lenguaje irá apareciendo poco a poco en el bebé. Al principio están las palabras de los otros, que dan sentido a lo que le pasa.

Ese es el proceso secundario. Cómo combinamos, cómo comprendemos y qué lugar damos a las emociones y sensaciones será lo que ayude a un desarrollo armónico de la personalidad.

Las emociones se expresan y representan mejor con imágenes, analogías, sonidos, expresiones sensoriales. El arte nos acerca a las emociones porque es una expresión emocional.

Los pensamientos se expresan mejor con palabras.

El Inconsciente habla sobre todo con imágenes y algunas palabras: los sueños, la fantasía.

S.B.P.

7 de Abril 2014

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

Publicar comentario